GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Nuestra confianza en la misericordia de María es universal e inquebrantable

27 mayo – Italia: Nuestra Señora del Pueblo (1645)

Una iniciativa de la Asociación María de Nazaret


Inquebrantable, a pesar de nuestra miseria y de nuestras faltas; ella es, en efecto, madre de misericordia, mater misericordiæ, que no se ocupa de la justicia, sino que fue escogida para ser ante todo compasiva, bondadosa, condescendiente: sabiendo que estamos expuestos a los ataques de la concupiscencia, del mundo y del demonio, ella tiene piedad de nosotros que no dejamos de ser sus hijos, aun y cuando hemos caído en el pecado.

Cuando manifestamos la más pequeña buena voluntad, el deseo de volver a Dios, ella nos acoge con bondad y frecuentemente, es ella que previendo esos buenos momentos, nos obtendrá las gracias que alentará nuestra alma (…).

Universal, es decir, que se extiende a todas las gracias que necesitamos, gracias de conversión, de desarrollo espiritual, de perseverancia final, gracias de preservación en medio de los peligros, las angustias, las dificultades más graves que se puedan presentar (…) Como necesitamos constantemente gracias para vencer a nuestros enemigos y progresar, debemos dirigirnos, frecuentemente a Ella, llamada con razón Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

Adolphe Tanquerey en Précis de Théologie Ascétique et Mystique, 10e édition, 
Desclée et Cie, 1928, 1ère partie, chap. II.

Lea más :
es.mariedenazareth.com



Dios te salve, Maria, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.

Seguidores

Recibe por correo esta pagina