GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

¿Una chica como las otras?

21 julio
 – Italia: Nuestra Señora de Civita
– Suiza, Einsiedeln: Nuestra Señora de la Ermita



Más que el estrago del desequilibrado que rompió, hace algunos años, la Piedad de Miguel Ángel a martillazos, es el vandalismo espiritual de los profesores de religión y de los pastores que mutilan la imagen de la Madre de Dios en el corazón de los fieles, privándolos de su esplendor, ensombreciendo su gloria, alejándola de sus hijos y sofocando el delicado susurro del Ave María en el mundo.

La imagen de María es mutilada por aquellos que disimuladamente la privan de su título glorioso de “Madre de Dios”, porque para ellos Cristo no es más que Buda, Mahoma o Marx. Su gloria es ensombrecida por aquellos que callan su Inmaculada Concepción, - la preservación del pecado original desde el primer minuto de su existencia- porque no creen en el pecado original.

Es privada de su esplendor por esos teólogos que niegan impunemente su virginidad y califican a José de padre natural de Jesús, abriendo así la vía a ese desdichado sacerdote que osó decir que “María era una chica como las otras"


Padre Werenfried van Straaten.
Boletín A.E.D. N° 3, 1977 
en Recueil Marial n° 11, 1979

Lea más :
Quién es Maria?



Dios te salve, Maria, llena eres de gracia, 
el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres 
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
 ruega por nosotros, pecadores, 
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.

Seguidores

Recibe por correo esta pagina