GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

El joven llevaba consigo el rosario

17 agosto
– Francia, Crozant: N.S. de las Plazas (1664)


El 9 de junio de, 1944, me vi involucrado en la infame horca de Tulle (Francia). Por orden del General de las SS fueron condenados a morir en la horca 120 rehenes... Casi un centenar ya había sido completado cuando, por inspiración divina, me atreví a decirle al teniente al mando de la Gestapo, que "dejara eso. "

Le señalé que el general ya no existía, y que nadie contaría los cuerpos. Reflexionó entonces él y se encargó de detener la operación. Pero, "es imperativo que los que están fuera del edificio sigan después el pelotón", dijo.

En medio de los diez en marcha hacia la muerte, estaba un hombre joven. Los 10 rehenes ya se estaban alejando hacia la horca, cuando un soldado, que no formaba parte del pelotón de ejecución, que pasaba por ahí, tira al joven fuera del pelotón y lo lleva al teniente a quien le pide la Gracia para este joven, al parecer de su edad. Con un gesto, el lugarteniente le permitió al condenado unirse a los rehenes indultados.

Así que no hubo 100, sino 99 ahorcados en Tulle, ese 9 de junio de 1944. Después supe que este joven llevaba con él su rosario. Y él era el único que, debía esculcar los cadáveres de los ahorcados, para identificarlos y entregarlos a las familias. Yo pude constatarlo.

Abbé Jean Espinasse, 
Curé de Bort lès Orgues

Lea más :
¿Quién es María?



Dios te salve, Maria, llena eres de gracia, 
el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres 
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, 
ruega por nosotros pecadores,
 ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.
loading...

Seguidores

Recibe por correo esta pagina