GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

El manto de la Virgen cubre y salva

20 agosto
 – San Bernardo de Claraval, Doctor de la Iglesia (+ 1152)


No te muevas, hijita, vendrán a buscarte

El 18 de enero de 1896, una noche fría de invierno, Una Niña de 3 años estando con sus padres se perdió en el pueblo español de Rojales, en la provincia de Alicante. La noticia se difundió rápidamente y todo el pueblo se movilizó. Después de rastrear los alrededores no encontraron ninguna huella de la niña.

El 19, los habitantes comenzaron a buscar a la niña. Se esperaba al menos encontrar su cuerpo. De pronto, a las 15 horas, su tío y su tía la vieron apoyada contra una gran roca. La niña parecía muerta pero al escuchar la voz de su tío, ella se levantó y corrió hacia ellos como si hubiera despertado de un sueño profundo:

- Cariño, ¿no has tenido frío esta noche? La niña respondió que no había sentido frío, porque una señora la cubrió con su capa, "una buena y tierna señora que me dijo, no te muevas de aquí, mi niña, que vendrán a buscarte."

Al día siguiente, se celebró una Misa solemne de acción de gracias. la niña fue llevada ante la imagen de Nuestra Señora del Monte Carmelo, y luego exclamó: - ¡Mamá, mamá! ¡Esta es la señora que me cubrió con su capa ayer!

En la oscuridad, la niña estaba a punto de caer en un precipicio. Esa fue la razón por la cual la Virgen, como buena madre, se mantuvo cerca de ella y le dijo "no te muevas"

Aleteia.org


Lea más :
¿Quién es María?


Dios te salve, Maria, llena eres de gracia,
 el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres 
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, 
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.

Seguidores

Recibe por correo esta pagina