GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Hagamos conocer y amar a María

10 agosto
– Francia, Cotignac: N.S. de las Gracias (1519)


Fue la Santa Virgen que me dijo que lo mandara a buscar

Durante la guerra del 14-18, el padre Lalande fue movilizado como enfermero- caporal en un hospital en Ivry (Francia). Una noche, un chico vino a buscarle al hospital. ¿Qué necesitas? « Vengo a buscar un sacerdote, mi padre está agonizando. »

Aturdido, el padre Lalande decidió salir tras la solicitud de un alma. A lo largo del camino trata de entrar en conversación con el chico que siempre responde: "Oh, usted sabe, los sacerdotes, yo! " ...

Llegamos. El Padre entra en un barrio pobre a la casa de un anciano moribundo; lo confiesa y luego le pregunta: "¿Cómo sabías que yo estaba en el hospital?"

"No lo sabía-respondió el anciano-fue la Virgen que se me apareció y me dijo que lo mandara a buscar… Soy un niño que fue encontrado en las calles de Constantinopla. Hice mi primera comunión con los religiosos que me habían recogido. Durante un retiro, el predicador nos hizo prometer que rezaríamos todos los días un "Ave María", pasara lo que pasara.

 Yo hice de todo: robo, violación, asesinato; pero nunca abandoné mi "Avemaría" diario. La noche de ayer, vi a la Virgen que me dijo, "vas a morir, manda a buscar al Padre al hospital para que te confieses."

P. Lalande Revue du Rosaire 
- août 1973

Lea más :
¿Quién es María?



Dios te salve, Maria, llena eres de gracia,
el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.

Seguidores

Recibe por correo esta pagina