GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

El rosario es rezado también por príncipes

3 septiembre
– Consagración de Alemania al Corazón Inmaculado de María (1954)
Resultado de imagen para El príncipe Javier de Borbón 1944

El viajero apoplético fijaba asombrado sus ojos en nuestras manos

El príncipe Javier de Borbón según cuenta “Venía de Luxemburgo e iba a Bruselas, Bélgica, en el tren. Era poco después de la Liberación, en 1944, y los vagones no eran ni confortables ni luminosos. Empezaba a oscurecer al salir de Arlon y como no podía leer, me puse a rezar el Rosario.

Estaba yo solo, en Arbehan, subió una señora que al verme rezar me hizo un saludo cómplice, sacó su Rosario y comenzó, como yo, a rezar en silencio.
Admiraba su piedad tranquila y orgullosa cuando en la parada de Longlier, un hombre gordo, muy folclórico invadió ruidosamente el compartimento.
Instintivamente mi vecina me miró, como para indicarme que ella no cedería al comentario humano.

Le respondí con una sonrisa de ánimo, cuando el viajero apoplético fijaba sus ojos asombrados en nuestras manos y nuestro rosario.
 ¿Se iría a burlar? Para nada… Para nuestra gran sorpresa, al contrario, se quitó el sombrero y nos dijo: “¿Por qué no rezamos todos juntos en voz alta?
Lo cual hicimos hasta Jemelle donde mis compañeros bajaron del tren.

Ave María, Año 12, n° 1


Lea más :
Quién es Maria ?



Dios te salve, Maria, llena eres de gracia, 
el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres 
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.


Santa María, Madre de Dios,
 ruega por nosotros, pecadores, 
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.

Seguidores

Recibe por correo esta pagina