GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

El escapulario y el rosario son inseparables


3 octubre
– Italia: Nuestra Señora de las Gracias, 1697 


Resultado de imagen para El escapulario y el rosario son inseparables



Hagamos conocer y amar a María


Los días 13 de junio y 13 de julio de 1917, Nuestra Señora de Fátima (Portugal) les dice a los pastorcitos que "Dios quiere establecer en el mundo la devoción al Inmaculado Corazón de María." Nuestra Señora no precisa en qué consistiría esta devoción; pero se la puede deducir a través de las diferentes demandas que hizo no sólo en Fátima, sino también en Pontevedra y Tuy.

En estas apariciones, ella pidió cinco prácticas: la consagración de Rusia, la comunión reparadora de los primeros sábados del mes, sacrificios por la conversión de los pecadores, el rezo diario del rosario y la devoción del escapulario.

Sor Lucía (vidente de Fátima) dirá el 15 de octubre de 1950: "El escapulario es un signo de nuestra consagración al Inmaculado Corazón de María. (...) El Escapulario y el Rosario son inseparables." En consecuencia, el Escapulario y el Rosario son una parte implícita de la devoción al Inmaculado Corazón de María. Especialmente, la oración devota del rosario es la que más llega al corazón de Nuestra Señora.


Yves de Lassus: 
Président de Cap Fatima 
2017

Lea más :
Quién es Maria ?



Dios te salve, Maria,
llena eres de gracia,
el Señor es contigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.
loading...

Seguidores

Recibe por correo esta pagina