GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Una expresión de las más bellas de la espiritualidad del Concilio


3 noviembre – Italia: Sta. Virgen del Sufragio
– Venezuela: N.S. de Coromot

Resultado de imagen para Madre de la Iglesia.

El lugar de María en el misterio de la Iglesia es la consecuencia de su papel fundamental en el Misterio de Cristo, como Theotokos, Madre de Dios. Partiendo de las Sagradas Escrituras y de la gran Tradición de los Padres de la Iglesia y de los Santos, el Concilio (Vaticano II) ha traído a la luz la relación esencial entre María y la Iglesia.

El Venerable Pablo VI hizo hincapié sobre este punto en su gran discurso en el Concilio del 21 de noviembre de 1964, en el momento de la promulgación de la encíclica  Lumen Gentium, cuando solemnemente le dio a María el título de Madre de la Iglesia.

Diez años más tarde, en Marialis Cultus, el mismo Pablo VI introdujo una expresión de las más bellas de la espiritualidad del Concilio, afirmando que "el amor a la Iglesia se traducirá en amor a María, y viceversa: porque el uno no puede existir sin el otro "(n. 28)

La relación entre María y la Iglesia es tan íntima que no es posible amar a María sin amar a la Iglesia, ni amar a la Iglesia sin amor a María

P. François-Marie Léthel, 

ocd - Prêtre de la Province des carmes déchaux de Paris
Professeur à la Faculté théologique pontificale Teresianum à Rome




Lea más :
Quién es Maria ?


Dios te salve, Maria, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.
loading...

Seguidores

Recibe por correo esta pagina