GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

¿Qué profecía permite a los judíos conocer “el tiempo del Mesías”?


10 diciembre

- Italia: Translación de la Casa Santa de Loreto (1294)
– España: Aparición a Lucía en Pontevedra: devoción reparadora de los primeros sábados (1925)



El profeta Daniel precisa de forma sorprendente el tiempo de la venida del Mesías en la profecía de las setenta semanas: “Setenta semanas han sido decretadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para poner fin a la transgresión, para terminar con el pecado, para expiar la iniquidad, para traer justicia eterna, para sellar la visión y la profecía, y para ungir el lugar santísimo. “(Dan, 9)

En esta indicación temporal, la sola de todo el Antiguo Testamento, es claro que se trata de septenarios, es decir de periodos de siete años, y que ellos aluden a la venida del Mesías al cabo de 490 años, es decir en la época de la Virgen María

El descubrimiento de pergaminos en el Siglo I antes de nuestra era, encontrados en el desierto de Qumran demuestran, que la comunidad que ahí vivía se preocupaba mucho de los signos de los tiempos y que se apoyaba en la profecía de los “setenta septenarios”. Ella había calculado que el tiempo del Mesías debía comenzar hacia el año 26 antes de Jesucristo y tras esa espera se retira al desierto.

De esta manera Jesús podía proclamar inaugurando su misión: “El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado…” (Mc 1,15)





Lea más :
Pourquoi les Pères ont-ils relu l'A.T. dans un sens marial


Dios te salve, Maria,
llena eres de gracia, el Señor es contigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.

Seguidores

Recibe por correo esta pagina