GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

No sucede nada en el cielo y en la tierra sin que Ella intervenga

29 agosto
– Francia, Le Laus: Fin de las primeras apariciones de 1664
- Martirio de San Juan Bautista

Resultado de imagen para No sucede nada en el cielo y en la tierra sin que Ella intervenga

La maternidad divina vistió a la Santísima Virgen de una grandeza que no tiene igual ni en la tierra ni en el cielo. La coloca por encima de todo lo que está debajo de Dios.

Su maternidad le da el poder que Dios tiene por naturaleza, podemos decir que no sucede nada ni en el cielo ni en la tierra sin que Ella intervenga.

La maternidad divina ha dado a la Santísima Virgen, en su relación con nosotros, la ternura benefactora de una madre, la autoridad incomparable de una reina.

María, Madre de Dios, María, Reina de amor, participa en la mediación de Cristo y de todas las gracias que Cristo nos ha conseguido. Ella mereció convertirse en la distribuidora, ella distribuye todos los dones, todas las virtudes, todas las gracias a quien ella quiere, cuando quiere y en la forma y cantidad que ella quiere. (…)

Padre Manteau-Bonamy
Extracto del Libro
“Marthe Robin sous la conduite de Marie”
(Ediciones San Pablo)




Lea más :
Redemptoris Mater (Juan Pablo II)



Dios te salve, Maria, llena eres de gracia,
el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.

Seguidores

Recibe por correo esta pagina