GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

La oración confiada

Resultado de imagen para virgen orando

Fíjate en la vida de la Virgen María;
ella nunca se quejó de que su divino Hijo
hubiera tenido que nacer en una cueva
y ser acostado en un pesebre,
ni de que ella tuviera que vivir
como una de las más pobres mujeres de Israel.

No se quejó por ver a su Hijo Jesús
perseguido por las autoridades
y aun condenado a muerte
y crucificado para salvar a los hombres.

María aceptó plenamente el plan de Dios,
aunque para ella fuera dolorosísimo y humillante.
Aceptemos nosotros en todo la voluntad de Dios.

Madre y Señora nuestra, enséñanos a rezar de corazón:
“hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo”.

* P. Alfonso Milagro


Resultado de imagen para virgen orando
La oración confiada
La experiencia y la Palabra de Dios
nos aseguran que vivimos en medio de influencias
tanto negativas como positivas.

Existe el instigador al mal,
existen los que se dejan poseer por el odio y la perversidad.

Y estas malas ondas vibran a nuestro alrededor
y nos quieren envolver en sus redes.
Pero hay una fuerza poderosa que te protege:
la oración humilde y confiada a Dios.

¡Señor!
¡Colma de esperanza mi corazón y de dulzura mis labios!
Pon en mis ojos la luz que acaricia y purifica,
en mis manos el gesto que perdona.

Dame valor para la lucha,
compasión para las injurias,
misericordia para la ingratitud y la injusticia.

Líbrame de la envidia y de la ambición mezquina,
del odio y de la venganza.

Y que, al volver hoy
nuevamente al calor de mi hogar,
pueda en lo más íntimo de mi ser,
sentirte a ti presente.

Amén.



Orar por cualquier necesidad
—grande o pequeña, espiritual o material—
te ofrece la ocasión de verificar la proximidad de Dios.

Él quiere librarte de tus angustias y afanes
y se pone a tu alcance para acudir en tu auxilio.

De este modo entrarás en una relación afectuosa,
verdadera y concreta con Dios.


* Enviado por el P. Natalio

Seguidores

Recibe por correo esta pagina