GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Porque nuestro Redentor nace de una mujer

9 agosto
 – Italia: N.S. de la Parroquia (1829)
 - Santa Teresa Benedicta de La Cruz, Edith Stein Martir en Oswiecin (Auschwitz) Polonia(+ 1942)

Un feminismo auténtico encuentra en la vida y escritos de Edith Stein una valiosa orientación para vivir y promover la dignidad y misión de la mujer, al cimentar su identidad y su papel en lo más profundo de su ser.

Podemos decir lo mismo acerca del significado de la vida consagrada: si entendemos como el don de sí mismo a Dios y a los demás, la realización plenamente consciente de las aspiraciones de la mujer en el don de sí, maternidad y servicio.

Para Edith Stein, el modelo ideal de estos valores femeninos fue la Virgen María. En Ella "el sexo femenino se ennoblece porque el Redentor nace de una mujer, una mujer fue el porche donde Dios encontró acceso a la naturaleza humana." María se entrega a su misión por la entrega de sí misma en una confianza silenciosa, poniendo todo su ser al servicio del Señor para fundar el Reino de Dios.

Este compromiso de María hace de Ella el modelo de la mujer en todos los ámbitos de la vida humana: familiar, social y eclesial, y muestra su interés por los problemas sociales y políticos en el verso central del Magníficat: "derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.
Perder para ganar
El itinerario de la Beata Teresa Benedicta de la Cruz
(Edith Stein)
Lea más :
¿Quién es María?



Dios te salve, Maria, llena eres de gracia,
el Señor es contigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.


Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.




Seguidores

Recibe por correo esta pagina