GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

María esperaba a su hijo en esa gruta en Magduche

17 septiembre
 – Francia, La Flèche: Nuestra Señora de las Virtudes y Grandezas de María

Resultado de imagen para Saydet al-Mantara

El 29 de mayo de 2016, un nuevo santuario mariano greco-melquita, “Saydet al-Mantara” (Nuestra Señora de la Espera) fue reconocido oficialmente en Magduche (Sur de Líbano).

El lugar se sitúa a cincuenta kilómetros de Beirut. Esta gruta natural, formada en la roca, fue descubierta por casualidad por un pastor en 1720, con un icono de la Virgen del Siglo VI o VII colocado en un altar que servía de lugar de espera para la Virgen María.
La Virgen, siendo una mujer judía, esperaba el regreso de Jesús, después de sus peregrinaciones a Caná, Sidón, Tiro y Zafarán, ya que según la tradición, le estaba prohibido acompañarlo a las regiones paganas.

Como Sidón era una ciudad cananea y por lo tanto pagana, María esperaba a su hijo en esta gruta en Magduche, situada en la ruta romana que unía Jerusalén con la costa libanesa. Aquí ella esperaba en la oración y meditación de donde viene el nombre Nuestra Señora de la Espera (al-Mantara).

Es sobre todo el 8 de septiembre (fecha del nacimiento de la Virgen) que cada año los fieles y creyentes afluyen a este santo lugar.

www.lorientlejour.com




Lea más :
Quién es Maria ?



Dios te salve, Maria, llena eres de gracia,
el Señor es contigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.


Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.
loading...

Seguidores

Recibe por correo esta pagina