GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

La fe católica en una sola mano

29 octubre 

– Italia: Nuestra Señora de Follina (1150) 


Resultado de imagen para La fe católica en una sola mano

El Cardenal Meisner, Obispo de Colonia, Alemania, al recibir un grupo de alemanes que vivían desde hacía treinta y cinco años en Siberia, contaba:

Ellos me dijeron: “¡Extrañamos terriblemente a la Iglesia! ¿Qué verdad de la fe debemos transmitir a nuestros hijos, para que obtengan la vida eterna? Hace quince años, nadie podía llevar libros a Rusia. Así que les dije: “Pero el rosario, ¿seguramente pueden llevarlo?” Ellos entonces respondieron:

“Sí, nos lo podemos poner en el cuello, como una cadena. ¿Pero que tiene que ver el Rosario con nuestra pregunta?

Les mostré entonces la cruz colgando del Rosario: “En ella rezamos el Credo, es decir la doctrina de nuestra fe. Las tres cuentas que vienen después: fe, esperanza y caridad. Representan la doctrina de la vida. A continuación, como una cadena, viene el Nuevo Testamento: los misterios de la Encarnación de Dios en los misterios gozosos, los misterios de la Redención, en los misterios dolorosos y finalmente los misterios de nuestra plenitud, los misterios gloriosos.

Un peregrino tomó el rosario y dijo: “¡Entonces, en una sola mano  tengo toda la fe católica!”

Cardenal Meisner, Obispo de Colonia
Citado en la revista «N’ayez pas peur» n° 8 - oct. 1992)
prierenfamille.com

Lea más :
Quién es Maria ?

Dios te salve, Maria, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.   

Seguidores

Recibe por correo esta pagina